ellos

tengo ganas de escribir algo que valga la pena. Pero se que como siempre me va a pasar algo:
  1. nadie lo va a leer.
  2. no lo van a entender.
  3. no me va a gustar a mí.
y no sé si soy yo, el entorno, el tiempo pero siempre que escribo algo tengo que tirarme abajo, que está feo, que le faltaron o le sobraron comas, que puse mal los acentos, que no tiene coherencia, que soy una bestia y me fui de tema. Es la ley universal como para mí. Todo lo que sube, baja. Y es así como se encuentra mi autestima hoy. Soy una montaña rusa de sentimientos. Entrada: O$. Para subir se requiere: entender a esta mina de catorce años que tiene ganas de tener dieciocho para irse a vivir sola, o con un par de amigas tan o más loca que ella. Alguna vez me han dicho que tengo la forma de pensar de alguien grande. Y mucha gente me considera aburrida por eso. Lo que no saben es que puedo ser más divertida que todos ellos juntos. Que puedo comprender cosas que a su edad les resbala. Que soy como soy porque no quiero terminar siendo infelices como ellos van a terminar si siguen así. Que yo no encuentro diversión en veinte tequilas o en tantos pibes me comí en una noche. Que yo no quiero ser como ellos. Que a mí la gente me quiere por lo que soy y no por lo que aparento ser, juego que ellos ganan siempre. Que yo, teniendo catorce años, creo en el amor y no me va la cosa de "uy, me como a este que está borracho así mañana no se acuerda. Y yo tampoco". Tampoco saben que gente como ellos me repugna, me causan indignación y asco. Pero sobre todas las cosas: lástima. Porque veo lo ilusos que son día a día. Y a veces me gustaría ponerlos a todos en una fila, uno al lado del otro, y enseñarles un poquito de todas estas cosas que sé y que ellos no. Y sí, son gente de mi edad, pero que a la hora de medir la cabeza, no sé a donde me llegan. Y puede que vos, o aquel me crean una idiota, infeliz por decir estas cosas, ilusa yo por crearme un mundo que talvez no exista. ¿Pero sabes qué? No soy idiota, mucho menos infeliz y menos que menos ilusa. Porque si yo lo quiero, ese mundo va a existir. Entonces como hoy soy una montaña rusa y talvez mañana sea un sube y baja. Hoy me veo y me digo que estoy contenta de ser lo que soy. Hace menos de una hora me reía y estaba bien. Y ahora tengo ganas de llorar y de terminar de ver la película que empecé hoy a la tarde. Y también tengo ganas de decirte gracias por leer esto. Porque sé que de algo sirve. Para gente como vos que no quiere ser uno más del montón. Para gente que sabe de lo que hablo, de lo que siento.

2 comentarios:

Bella dijo...

Sos una genia chabona, como gente con 14 años puede escribir esto.
A los 14 no sabia que exisitia el alcool apenas creia que exisitia la matinee. No hablemos de comerte a un pibe que no conocias, igual no se si me daba asco, pero en ese momento, no tenia necesidad. Ni hablar de la droga. No entiendo como llegan a alcanzar cosas como el sexo a tan tamprana edad. En fin, te devolveria sobre esta nota un monton de palabras sobre experiencias vividas, pero me parece que lo que mas necesitas vos es que te diga que tu blog es hermoso y que sigas para adelante, por que con gente como vos se construye un mundo mejor

ANTONELA dijo...

Me parece que tu forma de pensar es muy admirable. Porque conozco chicas de catorce años, sin ir mas lejos entre mi familia, que están en la total boludes. Y me parece que si vos pensas así, es un don. Porque para ir en contra de todos hay que tener las ideas bien puestas. Y vos las tenés. Te vas a caer mil veces, porque sola contra todo es difícil. Pero lo que nunca tenés que hacer es flaquear y cambiarte a 'su bando'. Consejo de una mina que piensa como vos, que tiene diesciocho y que ya vivió mucho luchando por sus ideas. Suerte con eso, y a seguir soñando.