grandes (¿o chiquitos peleadores?)

me dan asco los grandulones -y los no tan- que necesitan de un blog para saber que son alguien. Y si, que queres que te diga. Desde el principio del blog que sabemos que soy directa. Más me molestan esos que dicen: Está bien, no digo nada. Y a los dos días vienen y te dicen: Yo no quiero ser buchona, pero fulanita -preservemos el nombre de este proyecto de persona- le conto a todo el mundo. Y es asíiiii, como dejo de confiar en la gente. hasta en esos que se enojan porque está todo hecho, y porque a uno le gusta lo mismo que a otro. y porque uno no puede darle LA IMAGEN QUE SE LE ANTOJA a su blog. bueh. igual estoy contenta.

No hay comentarios: