Pff.

me molesta que la gente no me deje experimentar, que no me deje equivocarme. Caerme y que tenga que levantarme. Chocarme contra la pared o contra cualquier otra cosa. ¿Por qué? "Porque sos chica" "Porque no tenes edad". O como cuando estás mirando una película sumamente atrapante y hay una mínima (MÍNIMA) escena de amor y/o sexo y te cambian de canal. ¡Para viejo! Entonces me enojo, porque soy así. Arisca. No, no como un gato. Digamos que todos estos pensamientos los ocasiono mi abuela porque no me dejo meter la torta que YO hice al horno. Terrible.

2 comentarios:

Matilda Wormwood dijo...

Uff, si, me pasa, pero SIEMPRE, con mi papa, ya no miro NINGUNA pelicula, y si queres te cuento una cosa con el horno :u fue faaaaaaaatal jajajajaaj
te quiero sabes? Y muchisimo mas de lo que pensas.

María Emilia dijo...

"A veces algunos te dicen que hay edad para hacer cada cosa y que cada cosa tiene su tiempo y su edad. Pobres, pobres, pobrecitos los que así viven. Tan limitados están!" Boom boom kid.

Yo creo que vos estás llena de fueguitos y chispitas que ellos no ven, pero es difícil que la gente grande vea, entienda y comprenda que uno es uno por quién y cómo es y no por hace cuánto que nació. grr, hasta a mí me dio bronca!


A veces pienso que me encantaría chatear con vos... y otras... que hacerlo perdería la magia de leer tu blog cada vez... no sé.