Se va el ego... y con este la soberbia.
¿Se irá la autoestima?



No, qué van a irse estos tres, que sin mi son nada.
ja.

2 comentarios:

nuestro baile del viernes dijo...

Que se queden, que nunca vienen mal!

Alicia en el pais dijo...

tenés razón, me gustó mucho tu blog también te sigo