Un cuaderno y una lapicera en la mesa. La mente totalmente en blanco... y las hojas también. ¿Dibujos o letras? ¿Letras o dibujos? 

Me gusta escribir... me gusta escribirme, escribirlos. Supongo que mi nombre y las letras van de la mano. No sé si lo hago bien, tampoco sé si lo hago mal. Pero cuando me gusta hacer algo, me gusta hacerlo bien. Con calma. Siendo verdaderamente yo. 

Cuando escribo soy como un lienzo que está esperando ser pintado. Y así, empiezo a pintar historias, momentos, recuerdos, sentimientos. Siento que soy otra y me gusta... me gusta no conocerme cuando me releo. Me gusta que me lean, me gusta saber que me leen. Es de las pocas cosas que disfruto hacer. Perderme. Sola. Yo y nadie más. Que nadie sepa qué cosas escribo, porque claro, algunos sí que los guardo sólo para mí.
Mucha gente cree que siempre transmito cómo me siento con lo que escribo, pero no siempre es así. Solamente me hace bien escribirlo. Punto.

Libertad.
Siento libertad.

3 comentarios:

Ciclotímica. dijo...

Exactamente, me identifico mucho con lo que escribiste.
Ya te estoy siguiendo, muy buenos tus textos.
Saludos :)

Fucking Princess dijo...

Entonces bien por vos!

Soniaa dijo...

Te entiendo, a veces leo lo que escribo y no creo las cosas que digo yo misma. Me sorprendo cada día más a mi, y no hay cosa más linda que sorprenderse a uno mismo.