Descubrí que no siempre soy la que tiene
la culpa de todo 
-algo que me costaba aceptar-.
¡Qué linda sensación! Es genial.




4 comentarios:

AntOch dijo...

Y porque te culpabas de todo?

AntOch dijo...

Mmmmmmm entonces que bueno que hayas descubierto que no tenías la culpa! a veces es cuestión de aprender a ver las cosas objetivamente!
Bezitozz

Ellie dijo...

Uno no siempre tiene la culpa de todo, es cuestión de abrir los ojos.
Te amo

Soniaa dijo...

Te entiendo, a veces, cuando salen las cosas mal, me hecho toda la culpa a mi misma, me maquino sola y termino con un pote de helados mirando una pelicula super cursi y nada, hace mucho ya que no lo hago, porque ahora "me importa poco y nada lo que digan" yo voy a vivir mi vida como yo quiera.

Un beso!