sueños secuestrados

Voy a dejar de ser esto que hasta ahora fui. Voy a dejar de complacerte, de complacerlos. Voy a desear cosas que nunca me atreví, voy a elegir el camino que mejor me siente. Y cuando me canse voy a parar y no voy a dejar que me apures. Voy a sentarme donde necesite y desde ahí voy a observar el ocaso, te invito a sentarte si queres, pero si no queres yo no voy a levantarme para seguir tu ritmo y perderme tal cosa. Esta vez no.

Voy a decir todo eso que siempre me guardé, ya no me importa lastimarte. Ni lastimarme. Porque hay cosas que ya dejan de importarme. Hay cosas que no me molestan más, cosas que ahora soy capaz de soportar ¿y sabes por qué? Porque vos me hiciste así. Vos hiciste que ahora pueda decir que quiero cambiar y que quiero ser diferente. Vos me diste todo ese valor que me faltaba para decirte que no te quiero más en mi camino. Vos me dejaste decirte chau. Y decirle chau a todo eso que antes me ataba, te ataba, nos ataba. Chau a vos, a tus cosas, a tus colores, a tus pinceladas en mi vida, a tus/mis recuerdos juntos. Chau a todo eso que en algún tiempo fue nuestro. De nosotros. Gracias por recompensarme todo eso que alguna vez te di. Porque uno recibe lo que da, ¿no?

Por fin tengo el valor de decirte que ya no te soporto. Tengo el valor de preguntarme para qué te tengo en mi vida, si no nos importamos. Si todo fue siempre mentira. Eso de almas gemelas no existe, nunca existió. Las almas gemelas son de otro lado, de otro tiempo, de otra historia. Y en este lado, en este tiempo y en esta historia las almas gemelas son almas perdidas. Con sueños secuestrados.

Como los míos.

Esos sueños que con el tiempo comencé a encerrar en diminutas celdas de papel. Junto a los cuales descansaban esas almas gemelas que nunca dejamos escapar.

Pero esta vez dejame decirte una última cosa: no vuelvas a buscarme. No busques a quien conociste diez años atrás, porque esa persona ya no está. Y tampoco va a volver. Porque así lo decidí, porque así tienen que darse las cosas. Con el tiempo vamos a entender. O vas a entender, porque yo entendí todo desde un principio.

No existimos.
Nunca existimos.


3 comentarios:

Sabrina dijo...

Guauuuu cuánta fuerza en este post. Me gusta!

Alicia Alina dijo...

Muy buen blog, me gusta y te leo de cerquiita Te sigo. Una invitación al mío:globosagua.blogspot.com

Shannancita dijo...

Me hiciste pensar muchisimo :/